“Bachelet y el triunfo de los idiotas”

Mauricio Rojas -Miembro de la Fundación para el Progreso (Chile) y ex diputado en el Parlamento sueco, país donde se exilió.

images

17 de diciembre de 2013

Bachelet y el triunfo de los idiotas

Como era de esperar, Michelle Bachelet obtuvo un amplio triunfo en las elecciones chilenas. Sin embargo, esta victoria esconde el rotundo fracaso de su aspiración de constituir una «nueva mayoría». Tanto en la primera vuelta como este domingo, la mayoría no concurrió a sufragar y los votos de Bachelet no llegaron ni a un tercio del electorado…

electorado potencial. En suma, ganaron los idiotas, en el sentido original de la palabra: los que no se interesan por la cosa pública, volcando toda su atención hacia lo privado. A su vez, ha sido el desinterés de los idiotas el que ha hecho posible que una minoría radicalizada controle la agenda política chilena y le haya puesto su sello a las elecciones recién pasadas. Esta es la paradoja del Chile actual y será la tensión entre estos dos Chiles la que determinará el futuro del país.

Tanto el Chile político como el apolítico son fruto del rápido progreso de las últimas décadas. De 1986 a 2013 el PIB chileno creció a una tasa anual de 5,5%, lo que triplicó el ingreso per cápita y provocó una transformación extraordinaria de la sociedad chilena. Según un estudio reciente del Banco Mundial, Chile fue el país con mayor movilidad ascendente en América Latina entre 1992 y 2009. En ese lapso, casi dos tercios de la población “cambiaron de clase”, pasando de la pobreza a la vulnerabilidad o de la vulnerabilidad a la clase media. Incluso el ser pobre cambió radicalmente. Los pobres, que hoy son apenas una cuarta parte de lo que eran en 1987, disponen de un ingreso real que, en promedio, más que duplica el que tenían 1990.

Este enorme cambio ha llevado aparejada una verdadera revolución educativa, que de 1980 a 2013 multiplicó por diez el número de estudiantes de la educación superior. Al mismo tiempo, se amplió enormemente el acceso a viviendas mejores, bienes de consumo duraderos, medios modernos de transporte y comunicación, viajes y otros componentes de un nivel de vida que se acerca al de los países de altos ingresos. Para seguir leyendo el artículo aquí

Fuente: http://www.larazon.es/detalle_ropinion/noticias/4775860/opinion+columnistas/bachelet-y-el-triunfo-de-los-idiotas#.UrAtyygdBG5 

Los comentarios están cerrados.