Chile y Suecia: ejemplos de fortaleza económica

por Mauricio Rojas

El último Panorama Económico de la OCDE (mayo 2014) muestra que, en el período 2010-2013, Chile fue el puntero del desarrollo económico después de Turquía (ver el diagrama). 

Chile SueciaPor ello resulta tan insólito el plantearse una reforma tributaria que podría llegar a subir el impuesto real al rendimiento de las empresas de un 20% a un 35%.Solo un socialista empedernido puede creer que esto no afectará las inversiones, el crecimiento, la creación de empleo y los salarios así como la lucha contra la pobreza y por disminuir la desigualdad. Más aún en una economía pequeña y abierta como la chilena, que compite con el resto del mundo por atraer inversiones.

La tendencia internacional es justamente la contraria, es decir, a bajar ese tipo de impuestos y eso es lo que, por ejemplo, ha hecho el país líder de crecimiento entre los países desarrollados: Suecia. Allí, el impuesto a las ganancias ha disminuido desde el 28% en 2008 al 22% hoy.

Suecia, además, tiene un Estado del bienestar donde hay una amplia colaboración público-privada, que incluye a más de 10.000 empresas. Estos emprendimientos con fines de lucro existen hoy en la educación, la salud, la atención a los ancianos, la ayuda a los discapacitados, etc. Esto lo han aceptado incluso los socialdemócratas suecos que, a diferencia de sus colegas chilenos, no se dejan llevar por las anteojeras ideológicas ni por el griterío de la calle.10297733_10152455259231189_5409530532764246564_n

Hace no mucho la revista The Economist llamó a Suecia “el supermodelo del futuro”. Ojalá que un día no se hable de Chile como “el supermodelo del pasado”.